sábado, 18 de octubre de 2008

Antidemocrático.


El PSOE promete ahora apoyar los Presupuestos de cada Gobierno autonómico y local.

La idea es negociar en cada región o localidad con los partidos que gobiernan y garantizar que los votos del PSOE no impedirán el que se aprueben. "Con esta decisión, cumplimos con nuestra obligación de defender el interés general de la sociedad española por encima de cualquier criterio partidista en un momento difícil para todos".

Pensaba que el juego democrático era que unos gobernaban y otros se oponían. Se oponían no porque sí, sino porque tenían unas propuestas diferentes y mejores. No todas ellas; pero sí las suficientes, y en los temas importantes, como para constituir una opción distinta y alternativa a la del poder.

Pero ahora resulta que no. Lo que habían estado haciendo hasta aquí eran criterios partidistas. Para un demócrata siempre serán criterios partidistas, puesto que la toma de partido es la base de la democracia. Pero para ellos un criterio partidista es semejante a un criterio bastardo, felón. Recuérdese al respecto que se acusó al PP de "criterios partidistas" cuando se oponía a la política antiterrorista (?) de la anterior legislatura.

Mas ahora estamos en crisis y tocan a arrebato las campanas de la unidad. Pero ¿qué ocurre? ¿No existían acaso diferentes criterios para salir de la crisis? ¿Lo mismo les valen las políticas de privatización de los servicios públicos (así lo dicen ellos) que la de aumento de gastos de representación? ¿Las papeletas que metimos en las urnas los ciudadanos para que unos decidieran y los otros fiscalizaran se han precipitado por la pendiente de la crisis y desaparecido en la fosa de las subprime?

¡No Sr.! ¡No es eso! Estamos en la Refundación del Movimiento Nacional. Estamos ante un reflejo inconsciente de la verdadera catadura de estas gentes: "¡No metáis las narices en nuestras cuentas y no las meteremos en las vuestras!"

Si no van a votar en contra y explicar sus alternativas que devuelvan sus sueldos y sus actas de representes. Si esta es una crisis que justifica soluciones extraordinarias, que se adelanten las elecciones y la nación decida a quién considera capacitado para pilotar en esta tormenta, si al que la anunció y llamaron agorero o al que la negó con terquedad y nos precipitó en ella.

YO NO LE VOTÉ ^^

4 comentarios:

nika dijo...

Y lo dicen tan contentos... ¡qué poca vergüenza tienen! Claro, saben que la mayoría de borregos a los que gobiernan confundirán *eso* con *tener talante*, ¡cómo si lo viera...!

saludos

Carlos56 dijo...

En efecto.
El objetivo es confundir a la población con este lenguaje y dejar a la oposición en situación desairada. Está claro.
Si se deseara concertar en tiempos de crisis, habrían ofrecido al PP alguna posibilidad de influir en algún criterio en la redacción de los presupuestos. Y eso no ha sido, ni será así.

Lino dijo...

Pero ahora resulta que no. Lo que habían estado haciendo hasta aquí eran criterios partidistas. Para un demócrata siempre serán criterios partidistas, puesto que la toma de partido es la base de la democracia.

Lo siento mucho, pero la toma de partido jamás será la base de ninguna democracia, será la base de un sistema de partidos, no de ciudadanos que es el único en el que puede consistir una democracia.

Lo que pasa es que simplemente está mintiendo. Todas las decisiones que se tomen serán partidistas, es decir, les benefician electoralmente a ellos y a sus socios en el poder. Si no fueran partidistas formarían gobierno también con la oposición, ya que el gobernar no tiene nada que ver con la campaña electoral que en España dura los cuatro años. Cada decisión que se toma ha sido decidida en función de su interés o bien particular o partidista, no por interés de la sociedad, ya que sus representantes no deciden nada, lo deciden los jefes de partido.

Carlos56 dijo...

# Lindo:

Ante todo gracias por visitar este blog, que ignoro porqué razón mantengo abierto. Posiblemente no haya encontrado una buena razón para suprimirlo.

Sé que hay disparidad de criterios y que la discusión podría ser larga. Simplificando. Mi memoria histórica, dicho con menos pitorreo, mis recuerdos alcanzan hasta el tardo franquismo y el periodo de transición. En esos momentos veníamos de una democracia orgánica, sin partidos políticos. Se intentó, por parte de los primeros reformistas la creación de unas asociaciones políticas que no llegaran a tener la condición de partidos. En el debate que se creó se concluyó que la lógica de toda democracia lleva inexorablemente a la asociación libre de ciudadanos en partidos y que estos son garantía de su participación política. En ese punto coincidieron todos, incluidos los que ahora reclaman “políticas no partidistas”.

Muy posiblemente con la expresión anterior, nuestros gobernantes, pretenden decir algo distinto, pero lo que dicen ataca frontalmente la base de la democracia que entonces se intentó instaurar, si bien muchas veces con la oposición del PSOE.

Espero que se entienda que en mi criterio nuestros actuales partidos, carentes de transparencia, son difícilmente defendibles. Pero estos partidos no nos deberían llevar a cuestionar la totalidad del sistema sino más bien los procesos de control democrático sobre estos.